PARÍS

Mi ciudad favorita de Europa, no me canso de ella jamás, es tan romántica y bonita. Pasear por sus calles es todo un placer, siempre descubres rincones encantadores. Mis meses favoritos para visitarla son Septiembre, si es posible en fashion week y Diciembre cuando la ciudad se pone de gala con su iluminación navideña.

De todos sus clásicos para visitar, yo sin duda alguna, me quedo con, Sacré Couer, la Torre Eiffel  (hay que subir hasta arriba, prometo que merece la pena hacer la cola!), el museo d’Orsay, Les Marais, y un paseo navideño desde el Arco del Triunfo, bajando toda la Avenida de los Campos Elíseos hasta la gran noria, para finalmente, deleitarte con algún caprichito de su mercado navideño, sencillamente maravilloso.

Campos Elíseos

Mi hotel favorito es el Four Seasons, tan glamuroso y sofisticado, su servicio es impecable, y la decoración de Jeff Leatham hacen de él un “must go” al menos para tomar un té.

Four Seasons París

También me encanta el Shangri-la con esas habitaciones desde las que parece que puedes tocar la Torre y con ese restaurante chino maravilloso, el Shang Palace, su pato laqueado es sensacional.

Habitación con vistas Shangri-la París

Pero si vais en fashion week o couture week, entonces me quedo con el Mandarín ya que está en pleno corazón de todo lo que se cuece y te encontrarás con Anna Dello Russo, o algún angelito de Victoria’s Secret.

Mandarin Oriental París

Me encanta ir de compras por la Avd. de Montaigne, con parada obligatoria en Montaigne Market ( lo más in del momento siempre lo tienen ellos ), la Rue Saint Honoré, Le Bon Marché y por supuesto, siempre que voy hago una visitilla a Galerías Lafayette, un clásico como Harrods en Londres.

Lo que es una auténtica pena es que ya quede poco tiempo para poder visitar la mejor concept store del mundo, Colette, sitio de culto para todos los fashionistas, su selección siempre excelente y con piezas únicas, corre a visitarla si no la conoces porque sus puertas cierran el 20 de Diciembre!

Colette

Y para comer o cenar, sin duda alguna, el restaurante del hotel Costes, ultra chic y  fashionable. También del mismo grupo os recomiendo el Café Marly, en pleno corazón del Louvre y L’Avenue donde acostumbran a organizar sus fiestas privadas los West/Kardashian, Justin Bieber, Beyoncé o Rihana. También os recomiendo el Café Georges en el top roof del Pompidou, buena comida, ambiente e increíbles vistas. Pero para vistas y sitio de ensueño, sin comparación el Jules Verne, en el corazón de la Torre Eiffel, un escenario mágico para un momento muy especial, como una pedida de mano. Très romantique!

Jules Verne

 

Super feliz en Jules Verne, una noche mágica…

París es sin duda, la ciudad del amor, os la recomiendo, especialmente, como destino romántico por excelencia!

Foto con poca calidad pero muy especial para mi